Cualquier semejanza con la realidad puede que no sea mera coincidencia

Ahora en Medium

jueves, mayo 16

Poema: El final...

Y así andamos, tu allá y yo acá.
Ambos anhelamos llegar a la cima de nuestro mundo.
Cima donde un día estaremos esperándonos.
Un día, pero no será hoy. Ni tampoco mañana.
Hubo una época en la cual estuve a punto de ir,
estuve a punto de sentarme ahí a esperarte solo.
Era como si el Universo quisiera que te buscara,
el Universo me decía "allí está, ve por ella".
Todo tu entorno de a poco se acercaba,
eso me asustaba y a la vez emocionaba.
Sin embargo nunca chocamos,
solo nos miramos un rato, sonreímos y seguimos.
Seguimos caminando, cada uno por su lado.
Curioso es pensar en que habría pasado
si alguno se hubiese detenido y dicho algo.
¿Nunca lo pensaste? Supongo que si.
Aunque ninguno mostraba cartas,
ambos jugamos este juego mucho tiempo.
Nos hicimos trampa varias veces también.
Ahora andamos lejos, vos allá y yo acá.
¿O estoy yo allá y tu acá?
¿Dónde estás? ¿Dónde estoy?
No importa, no nos vamos a ver por ahora.
El viaje, el camino. No perderse. Son tantas cosas.
¿Y qué hay de esa cama?
¿Qué hay de esa casa?
¿Qué hay de esa esquina?
¿Qué hay de esa calle?
¿Qué hay de ese barrio? 
Siguen ahí, siendo testigos de lo que una vez fue grande.
Esperan, y esperan. Callan y guardan para si secretos.
Secretos hermosos, secretos que nunca contarán.
Tu aún me contarás muchas cosas, cosas que no quiero saber.
Y yo te voy a contar cosas que no querés creer.
Y así estaremos los dos, jugando y evitando jugar a la vez.
Hasta que cierto día de abril abriré los ojos, miraré a mi lado
y ahí estarás sonriente como siempre.
Notaré que el tiempo en realidad no pasó, que todo fue calma.
Que simplemente le pusimos pausa a la vida para ir a soñar un rato.
Te estaré esperando en la cima de nuestro mundo, y se que tu también lo harás.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Disponible en Amazon